• Imagen
El concierto de otoño llena Villa Eugenia
28/10/2013

Desde el fondo de la sala principal del Centro de Arte Villa Eugenia, Salvador Algarabel intenta escuchar el Aleluya de Leonard Cohen con el que la Coral Santa Cecilia inaugura el concierto de otoño que organiza, por quinto año, el Cor de la Vila. Astrid Crone, la directora de la formación de Macastre, dirige ahora el Chiquitita de Anderson y Ulvaeus; y Algarabel relee sus partituras. Habitualmente es él quien hace las fotos, de paisajes, sobre todo, pero hoy se las hacen a él. Suena ahora el animado popurrí de Abba, Abba Medley, Mamma mia incluido. Apenas ve las coreografías de los miembros de la coral invitada ni el gospel Hail holy queen que arranca una larga ovación del público. Con un leve vistazo al programa, reconoce el I will follow him. Es la última pieza de la Coral Santa Cecilia. Todavía unos segundos más. Nota cómo se le acelera el corazón mientras el concejal de Cultura y Comunicación, Ferran Vilella, entrega a Astrid Crone un recuerdo en nombre del coro anfitrión.

Por fin se anuncia por la megafonía el turno del Cor de la Vila. Con paso firme, ajeno a su entorno, Salvador Algarabel sube las dos tarimas del escenario. El profesor de piano y canto, su director, José Poveda, le dedica su primera mirada y Algarabel proyecta su voz profunda que fluye junto a las de sus compañeros, se entrelaza, se mezcla para crear una nueva sonoridad. A round of three country dances in one es la pieza escogida para comenzar el concierto. Alza la cabeza y observa al público que llena la sala. La gavina de Sirés, La habanera tú de Sánchez Mombiedro; el Amor mío, de Julio Domínguez… Salvador Algarabel completa la primera parte de la audición y el piano de Andreu Soler acompaña al coro local con el Ai, la lluna de novembre y las populares Mare vull casar-me y Dansa cantà, de Rafael Talens. El público aplaude entregado y entre ellos, en la primera fila, destaca la ovación de su mujer, que orgullosa, espera el momento en el que también ella pueda debutar como cantante del Cor de la Vila.